jueves, 16 de junio de 2011

A LA MADRE

A veces se nos olvida que cada agresor y cada víctima tiene una madre que los parió. Las mujeres también somos responsables de educar o no en la violencia.

Estudios demuestran que la base de la conciencia y el carácter de un niño se forma durante los primeros 5 años de vida:

"Hay círculos de repetición constante de patrones que la madre al final de cuentas permite: el padre es violento física y verbalmente con la madre, los hijos lo observan, la hija desde pequeña entiende que esa es la manera natural de las cosas, tanto por lo que observa como por lo que le enseñan las demás mujeres en su familiaque tienque aceptaa su marido “en las buenas y en las malas”; el hijo, por su parte, ve que la forma de tener el control en su hogaa futuro es sometiendo a su esposa; los hijos crecen y vuelve aempezael ciclo de violencia."
 Mamás, reflexionemos un poco:
¿Permites que tu hijo te grite, te pegue, agreda a sus hermanas y compañeras de escuela? ¿Lo obligas a no llorar porque eso es "cosa de niñas"?
¿Dejas que vea como su padre te maltrata y le dices que no pasa nada ante su frustración? ¿Siembras en él culpabilidad por la violencia que vive en su casa? "Tu papá se puso así porque te portaste mal"
¿Le enseñas que las obligaciones de su casa son sólo para tí y hermanas? ¿Lo sobre proteges y pasas de largo sus actitudes violentas, berrinches, insistencias, control y chantaje?

ROMPE CIRCULOS. DEFIENDE LO TUYO. BUSCA AYUDA. NO EDUQUES AGRESORES NI VÍCTIMAS. TU ERES RESPONSABLE DE SALVARLOS DE TODA SITUACIÓN VIOLENTA. ERES SU MADRE. OVV

1 comentario:

  1. CON TODO EL RESPETO PARA TODAS LAS MADRES DE MÉXICO Y EL MUNDO.

    ResponderEliminar